Monday 30 march 1 30 /03 /Mar 05:32

Barbarismo, Es una incorrección que consiste en pronunciar o escribir mal las palabras, o en emplear vocablos impropios. En Lingüística estricta puede corresponder a una forma estigmatizada socialmente, o bien a una innovación lingüística.

Barbarismo es también un extranjerismo no incorporado totalmente al idioma. Se trata de un caso particular de barbarismo en su primera acepción.

Los barbarismos pueden ser prosódicos, morfológicos y sintácticos, según afecten a la prosodia, morfología o sintaxis.

Los barbarismos acaban a veces siendo aceptados por los órganos reguladores normativos ya que su uso se generaliza por personas cultas e incluso por escritores de renombre; v.g. «control», hoy aceptado y antiguamente barbarismo. Ejemplos de barbarismo son: «narizón», que normativamente es «narigón», etc.

 

 

 Anacoluto o solecismo es un cambio repentino en la construcción de la frase, que produce una inconsistencia; como si se hubiera cambiado el autor de la frase en el medio. Es habitual e inconsciente como parte del habla informal, pero en algunos casos se utiliza adrede, como figura retórica.

Se divide en 2 subtipos:

Anantapódoton: es la supresión de una parte de la frase.

Ej.: "La historia hubo muchas guerras" (En la historia hubo muchas guerras)

Anapódoton: es la repetición de una parte de la frase.

Ej.: "Si los estudiantes reprueban el examen lo reprueban, tendrán un recuperatorio"

 

 

Ambigüedad: Es la falta de claridad. Oración con doble interpretación o comprensión. Ejemplo: En la avenida Las Condes venden pañales para "adultos desechables".

 

 

 Apócope es un metaplasmo donde se produce la pérdida o desaparición de uno o varios fonemas o sílabas al final de algunas palabras (cuando la pérdida se produce al principio de la palabra se denomina aféresis, y si la pérdida tiene lugar en medio de la palabra se llama síncopa). Era figura de dicción según la preceptiva tradicional.

El género de esta palabra es femenino.

En español se apocopan algunos adjetivos, adverbios, sustantivos, verbos y determinativos.

 

 

Arcaísmo: Frase o palabra anticuada y en desuso. Ejemplo: Me compré un "pecos bill"

 

 

 

 Cacofonía es el efecto sonoro desagradable producido por la cercanía de sonidos o sílabas que poseen igual pronunciación dentro de una palabra o en palabras cercanas en el discurso. Se emplea a veces como recurso literario.

Etimológicamente es un cultismo del griego κακοφωνία, de κακόφωνος, que significa malsonante.

En la enseñanza del idioma español, especialmente a niños, se concede el uso adecuado de expresiones cacofónicas formando parte de trabalenguas, como ejercicio para adquirir pronunciación ágil y expedita.

 

Coa: Es la jerga carcelaria y de los ambientes delictuales. El vicio consiste en incluir voces de la coa en el lenguaje formal. Ejemplo: Los "domésticos" son muy "güiñas".

 

Coprolalia: Son las groserías. Coprolalia significa hablar inmundicias. El vicio no es decirlas, sino pronunciarlas sin ton ni son o fuera de contexto. Ejemplo: Lo subió y bajó a "puteadas" frente a los demás.

 

Dequeísmo es, en idioma español, la utilización no normativa de la preposición "de" junto a la conjunción "que" en proposiciones completivas o subordinadas sustantivas de objeto directo.

Ejemplos de esta ultracorrección son:

Me ha dicho de que vendrá mañana por la tarde (no normativo) — Me ha dicho que vendrá mañana por la tarde (normativo).

Pensó de que la tierra era redonda (no normativo) — Pensó que la tierra era redonda (normativo).

Opinaban de que las elecciones estaban amañadas (no normativo) — Opinaban que las elecciones estaban amañadas (normativo)

 

 Eufemismo es una palabra o expresión políticamente aceptable o menos ofensiva que sustituye a otra considerada vulgar, de mal gusto o tabú, que puede ofender o sugerir algo no placentero al oyente. También puede ser la palabra o expresión que sustituye a nombres secretos o sagrados para evitar revelar éstos a los no iniciados. Algunos eufemismos tienen la intención de ser cómicos. Se produce cuando se pretende usar palabras inofensivas o expresiones para desorientar, evadirnos, o evitar hacernos conscientes de una realidad cruda y desagradable. A menudo el propio eufemismo pasa a ser considerado vulgar con el tiempo para ser sustituido de nuevo.

Los eufemismos son muy empleados en el lenguaje políticamente correcto. Son comunes en la política para camuflar o hacer que suenen más naturales las políticas impopulares o una crisis económica. También se emplean eufemismos para suavizar blasfemias: en francés se tiene parbleu en lugar de par Dieu. En español tenemos diantre en vez de diablo y diez o sos sustituyendo a Dios en varias expresiones blasfemas. Lo contrario de un eufemismo es un disfemismo.

 

 Folclorismo es el uso de una tradición popular fuera del contexto en que se desarrolló. Algunos investigadores alemanes comenzaron a utilizar el término a comienzos de los años 60 para referirse al uso del folclore por parte de la industria turística. El arte profesional basado en el folclore, los anuncios de televisión con personajes de cuento de hadas e incluso los estudios académicos de folclore pueden considerarse ejemplos de folclorismo.

 

Genérico: Referirse a las marcas y no a los objetos que representan. Ejemplo: ¿Quién tiene "liquid paper"?

 

Impropiedad: Cambiar el real significado de las palabras. Referirse al significado de un término usando otro significante. Ejemplo: El ladrón apareció en el momento más "álgido".

 

Laconismo es la forma de expresarse breve y concisamente, con las palabras justas, y a la vez ingeniosamente.

Esto es especialmente útil por su eficacia (como en jerga militar), por razones filosóficas (para los minimalistas, como los estoicos), para desarmar discursos largos y demagógicos o por un especial esfuerzo educativo en este aspecto que es el verdadero origen de esta palabra.

Así los lacónicos (←Laconĭcus(latín)← Λακωνικός [lakonicos](griego), 'espartano, lacedemonio' )?, durante la educación espartana que recibían, pedían a los jóvenes que hablaran poco, origen del término lacónico, que hace referencia a los habitantes de la región de Laconia.

La anécdota que da origen a este término se debe a que, estando sitiados los pobladores de Laconia, los sitiadores mandaron a un mensajero para demandar la rendición de los sitiados con la siguiente advertencia: ¿Son conscientes que de no rendirse cuando entremos destruiremos por completo su ciudad? A lo que el comandante de Laconia contestó con un lacónico "Sí". Eso fue todo lo que contesto, "Sí". Desde entonces se usa el término lacónico para lo breve y conciso.

Otro gran ejemplo fue la expresión del oficial Dienekes en la batalla de las Termópilas: Cuando un tracio dijo que había tantos arqueros persas que con sus flechas bloquearían la luz del Sol, él respondió "Bien, lucharemos en la sombra".

 

 

Metaplasmo: Agregar o quitar un sonido que es propio de una palabra. Ejemplo: Ella cumplió "diciocho" años.

 

Metátesis: Cambio de lugar de un sonido en un vocablo. Modificar un sonido o letra en las palabras. Ejemplo: La madre le dio un "peñizco" a su hijo.

 

Muletilla: Hábito de repetir sistemática e inconscientemente una palabra, frase u oración.
Ejemplo: "Te fijas" que cuando salí de la piscina, "te fijas", él estaba ahí, "te fijas" mirándome con esos enormes ojos "te fijas" y yo no sabía que hacer, "te fijas" ....

 

Neologismo: Abuso con palabras o giros nuevos o recientes en una lengua. Ejemplo: ... Necesito tu "página web" o por lo menos dame tu "e-mail".

 

No concordancia: Vicio que altera la relación correspondiente entre el género y el número. No respetar los accidentes gramaticales. Ejemplo: Ayer fuimos a casa de mi "yerna".

 

Perífrasis: Rodeo de palabras. Decir mucho para expresar poco. Ejemplo: "Recién eran las seis de la mañana cuando los primeros rayos solares escaparon de las crestas de las montañas, luego, atravesaron los valles y llegaron con su débil calor a las cimas de los montes costeros; uno de los rayos entró con cierta impertinencia a la modesta casita y dando de lleno en el rostro del niño, lo despertó".

 

Pleonasmo: Redundancia viciosa. Repetición innecesaria. Ejemplo: El niño se "sonó la nariz".

 

Solecismo: Error en la sintaxis o en la conjugación verbal que le quitan pureza y exactitud a un idioma. Ejemplo: Esperemos que no "haiga" problemas en el estadio.

 

Sonsonete: Ruido en la pronunciación. Alterar el correcto sonido de algunas consonantes Ejemplo: La "shisha" de "Mulshén" es "zenzazional".

 

Ultracorrección: Modificar las entonaciones propias y naturales. Alterar la dicción. Pronunciar con afectación. Ejemplo: Señor Juez, por bañarme en el "rido" me metí en un "lido".

 

Vulgarismo: Modificar la acentuación. Alterar la prosodia de letras, sílabas y palabras.
Ejemplo: Yo jamás me "adecúo" a los problemas.

 

Por paula
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

September 2014
M T W T F S S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso